Las Meninas (infanta Margarita María)




Canes, 14 de septiembre del 1957
Óleo sobre tela
100 x 81 cm
Donativo del artista, 1968
Museu Picasso, Barcelona. MPB 70.459

Comentario de la obra


La infanta Margarita, personaje central de Las Meninas de Velázquez, se erige también como protagonista de la serie de Picasso, quien dedicó catorce pinturas al estudio de la princesa en exclusividad. Intrigado por la mirada disociada de la niña —que dirige sus ojos hacia los reyes, manteniendo la cabeza en dirección al enano Nicolasito Pertusato—, Picasso tradujo las sutiles dislocaciones del cuadro velazqueño al lenguaje moderno; mediante una serie de formas planas y geométricas y la desarticulación del rostro, consiguió un mayor contraste y una acentuación de la doble intención de esa mirada.

Para un análisis detallado e interactivo de esta obra y más imágenes de la serie, clicar aquí.

Pablo Picasso


Málaga, 1881 – Mougins, 1973

En junio de 1895 visitó por primera vez el Museo del Prado, acompañado por su padre. En su cuaderno de dibujo realizó una copia de El bufón Calabacillas y del Niño de Vallecas de Velázquez. Empujado por su padre, se matriculó en la Academia de San Fernando de Madrid el curso 1897-1898. Rápidamente se distanció de la Academia y se dedicó a frecuentar el Prado, donde solicitó permiso para copiar obras. Destaca una copia al óleo de un retrato de Felipe IV de Velázquez, así como una página de bocetos entre los que encontramos una copia de Las hilanderas y una copia parcial de Las Meninas, también de Velázquez. Durante su segunda estancia en la capital española, en 1901, pintó Mujer en azul, clara referencia a Mariana de Austria de Velázquez (Museo del Prado), y lo presentó a la Exposición General de Bellas Artes de ese año. El verano de 1935 viajó a varias ciudades españolas y, en Madrid, visitó de nuevo el Prado. En noviembre de 1936 el gobierno le nombró director honorífico del Museo del Prado. Entre agosto y diciembre de 1957 pintó, en La Californie (Cannes), la serie de Las Meninas, que donó al Museu Picasso de Barcelona en 1968.