Ayuntamiento de Barcelona

Ámbitos de la exposición

G/ Picasso retrata a Lee Miller

Picasso pintó seis retratos de Lee Miller en 1937, durante el verano que el artista pasó en Mougins con ella y con Roland Penrose, Paul y Nusch Éluard, Man Ray y Ady Fidelin, Eileen Agar y Joseph Bard, y en compañía de Dora Maar, su compañera sentimental de aquel momento. En la exposición del Museu Picasso de Barcelona, cinco de estos retratos se muestran juntos por primera vez.

Picasso retrata a Lee con uno o varios elementos característicos del vestido típico de las arlesianas; es decir, con corpiño a base de hilo de Arles entrecruzado, con cofia y/o con guidon (cinta) en el pelo. [+]

  • Retrato de Lee Miller vestida de arlesiana
  • 1937. Óleo sobre tela
  • A. & R. Penrose, Inglaterra
  • © Sucesión Picasso. VEGAP
  • Retrato de Lee Miller vestida de arlesiana
  • 1937. Óleo sobre tela
  • Colección particular
  • © Sucesión Picasso. VEGAP

Aún tratándose de retratos imaginarios, la identificación de la persona y de la personalidad de Lee es evidente, sobre todo cuando la representa con sus grandes ojos y boca de ancha sonrisa. Además del clima y del paisaje soleado del sur de Francia, también las tonalidades estridentes constituyen una clara alusión a la energía vital y creadora de la fotógrafa.

Los motivos espirales y geométricos, la distorsión generalizada de las formas y su marcado erotismo nos remiten tanto al primitivismo como al surrealismo, dos conceptos promovidos por los acompañantes de Picasso de aquel verano.

Podríamos decir que Picasso revisa de forma especialmente violenta, morfológica y cromáticamente hablando, las arlesianas realizadas por Vincent Van Gogh unos cincuenta años atrás.